Ahora que todos nos hemos puesto las pilas con el mundo online con el teletrabajo, las reuniones a través de multitud de plataformas diferentes o las llamadas de amigos en grupo donde hemos celebrado cumpleaños o buenas noticias, se ha puesto al descubierto todo un universo que mucha gente desconocía. Muchas de estas plataformas permiten, entre otras cosas, la enseñanza de idiomas.

Con nuestras clases virtuales trabajamos la enseñanza online a través de sesiones sincrónicas (en tiempo real) con interacciones asincrónicas (actividades online). ¿Conoces la diferencia entre aprendizaje sincrónico y asincrónico? Te lo contamos:

  • Aprendizaje sincrónico. Significa que todos los participantes deben realizar una actividad al mismo tiempo a través de un chat, videoconferencias, pantalla compartida… Estas actividades tienen un contacto en directo con el profesor o con el resto de los compañeros.
  • Aprendizaje asincrónico. Significa que los participantes estudian cuando ellos lo deseen y no necesariamente a la vez. Se utiliza con trabajos colaborativos, escribir tareas de writing y/o grabar un audio para enviarlo a que se corrija, escribir un foro e incluso a través de una plataforma de estudio que ofrece una serie de ejercicios o tareas que se evalúan automáticamente.

Actualmente, debido a la situación, todas nuestras clases se están llevando a cabo virtualmente con éxito y nuestros cursos de verano se realizarán también de esta manera. El equipo se ha puesto manos a la obra para adaptar nuestros mejores cursos a esta nueva modalidad de estudio. Realizar clases virtuales tiene muchas ventajas respecto a las clases presenciales y también respecto a estudiar online a través de un aprendizaje asincrónico.

  1. GANAS TIEMPO. Al evitar los desplazamientos de ir a clase y volver a tu casa, ¡ganas muchísimo tiempo! Además, al poder realizar el curso a través de un ordenador, Tablet o smartphone si marchas al pueblo este verano, no tendrás excusas para no realizar clase
  2. TENER UN HORARIO FIJO. Seguir una rutina, tener un horario fijo, unas expectativas de clases y unos objetivos de aprendizaje por cada curso te permite avanzar en el nivel del Marco Común Europeo de Referencia.
  3. FORMAS PARTE DE UN GRUPO. ¡No estás solo! El profesor crea una interacción de calidad entre los alumnos, trabajando en grupo, haciendo preguntas y compartiendo ideas.
  4. PROFESORADO CON PERSONALIDAD, PASIÓN Y EXPERIENCIA. Formar parte de un grupo guiado por un profesor te permite tener feedback inmediato para reforzar tus resultados de aprendizaje y que puedas aplicarlos a lo largo del curso.
  5. FLIPPED CLASSROOM (aula invertida): Consiste en invertir el flujo tradicional de una clase de forma que los alumnos hagan la tarea antes de acudir a clase. De esta forma, se libera gran parte del tiempo disponible durante una lección que puede ser dedicado a actividades más participativas para trabajar la expresión y comprensión oral.
  6. CONEXIÓN MUNDIAL. El mundo ha pasado 100% al mundo digital y convertirse en un experto tecnológico de entornos virtuales es una habilidad clave para la vida tanto personal como profesional. Con las pautas de tu profesor/a, te sentirás cómodo en nuestra plataforma virtual además de que utilizaremos muchas herramientas digitales para mejorar aún más tu experiencia de aprendizaje.

Este verano que el no poder asistir presencialmente a un aula no sea tu excusa para no estudiar inglés, francés o alemán. Descubre todos los cursos virtuales que te ofrecemos para que sigas progresando en el aprendizaje de idiomas con éxito.