Edimburgo: capital y segunda ciudad más poblada de Escocia. Una ciudad llena de sorpresas, de historia, de zonas verdes, de elegantísimas calles y edificios, de subidas y bajadas… Debido a su tamaño (no es una ciudad especialmente grande), hay quien puede pensar que es fácil y rápida de visitar, pero tendrás que tener cuidado con su encanto porque, si te atrapa, necesitarás más tiempo del que pensabas. Así que empieza a planificar tu viaje y atento a esta lista que te ayudará a saber qué visitar en Edimburgo 😉

Antes de ir, ¡no olvides preparar tu inglés con uno de nuestro curso de inglés de verano intensivo!

QUÉ VISITAR EN EDIMBURGO

  1. National Museum of Scotland. Puedes ver atractivas colecciones de cosas típicamente escocesas en el Museo Nacional de Escocia o en el Museo Chambers Street, para los locales. Es una forma muy interesante de viajar a través de Escocia. Entre sus paredes se encuentran cosas muy curiosas, como por ejemplo la oveja Dolly, el primer mamífero clonado con éxito de la historia (1996). Además, puedes visitar el museo de forma totalmente gratuita.
  2. Castillo de Edimburgo. Es una fortaleza que impera la ciudad, ya que está situada sobre la colina Castle Hill. Allí podrás visitar el Museo Nacional de la Guerra de Escocia, Honours Of Scotland (joyas de la Corona), escuchar el cañón de la una en punto y visitar el curiosísimo cementerio de los perros de los soldados. Este es quizás uno de los puntos más emblemáticos que visitar en Edimburgo, debido a lo llamativo que resulta el castillo desde la propia ciudad, así como las vistas desde el mismo.
  3. Scottish National Gallery. Esta Galería está situada en la colina The Mound, en un magnífico edificio neoclásico. Encontrarás obras de artistas destacados como Monet, Rembrandt y Degas.
  4. Scott Monument. El Scott Monument es un monumento gótico construido el año 1846 en honor al escritor escocés Sir Walter Scott. Se encuentra en Princess Street y se trata del monumento más grande del mundo dedicado a un escritor (61 m). Se puede subir hasta la cúspide, pero tendrás que hacerlo a través de sus 287 escalones. La subida se hace complicada porque la escalera se va haciendo cada vez más y más estrecha a medida que avanzas. Eso sí, el esfuerzo vale la pena, ya que podrás disfrutar de una de las mejores vistas de Edimburgo.
  5. The Royal Mile. Esta es una de las calles que hay que visitar en Edimburgo, sin lugar a duda. Y es que se trata de una calle adoquinada que conduce hasta el Castillo de Edimburgo repleta de bares, cafés, tiendas de regalos y artistas callejeros. Aquí podrás ver a hombres escoceses vestidos con las típicas faldas escocesas tocando la gaita, así como entrar en curiosas y antiguas tiendas que venden piedras curativas y libros de brujería.
  6. Arthur’s Seat. Si no quieres perderte las mejores vistas de la ciudad, te tocará subir la colina más alta de la capital escocesa, la Arthur’s Seat. Para encontrarla, además de mirar hacia arriba, deberás dar un paseo por el Parque Holyrood, que es una verdadera maravilla. Así que, otra vez, el esfuerzo de subir hasta ahí se verá más que recompensado.
  7. Visitar la iglesia más antigua de Escocia. Por si no lo sabías, se trata de la iglesia St Cuthbert, que se encuentra cerca del castillo de Edimburgo. Se dice que se empezó a construir en el año 850 d.C., lo que la convierte, técnicamente, en el edificio más antiguo de la ciudad.
  8. Pasea por The Meadows. Uno de los mayores parques públicos de la ciudad ideal para hacer un picnic, jugar al tenis, salir a correr, dar un paseo en bici o simplemente relajarse. Toda ciudad necesita un lugar así, y The Meadows es el lugar elegido por los edimburgueses. Debido a su tamaño, el parque está dividido en diferentes áreas: Meadow Park, West Meadow Park y East Meadow Park. Este, sin duda, es uno de los puntos que tienes que visitar en Edimburgo.

Además, os queremos contar una curiosidad sobre Escocia. El país dispone de tres bancos principales: el Royal Bank of Scotland, el Bank of Scotland y el Clydesdale Bank. Lo curioso es que todos imprimen sus propios billetes (papel moneda) y todos son moneda en curso legal en Escocia. En otras palabras: puedes encontrar tres billetes diferentes con el mismo valor. Además, los billetes escoceses, en teoría, no son aceptados en Inglaterra. Sin embargo, la mayoría de los bancos ingleses te intercambiarán billetes escoceses por billetes ingleses sin cobrarte nada. Las monedas, por su parte, no son ningún problema y pueden usarse a través de todo el Reino Unido.

Cursos de idiomas - Últimas noticias