Sin duda una de las ciudades más bellas y con más encanto es Lisboa. Sus empinadas calles, su ambiente, su autenticidad y la amabilidad de sus habitantes hacen que sea uno de nuestros destinos preferidos de Europa. Así que toma nota de las 5 experiencias que hacer en Lisboa que te contamos a continuación.

  • El Barrio de Alfama y escuchar fado. Precioso laberinto de estrechas y empinadas calles donde da gusto perderse y callejear. Se trata del barrio más antiguo de Lisboa y el más frecuentado por los turistas. El nombre de “Alfama” deriva de la palabra árabe “al-hamma” que significa baños o fuentes. Aquí encontrarás la Catedral de Lisboa, que ya te hablamos de ella en el post sobre qué visitar en Lisboa, el Panteón Nacional, el Castillo de Lisboa y la Iglesia de San Antonio. Lo que no puedes dejar de hacer en este barrio es unirte a una cena con espectáculo de fado, la música tradicional portuguesa.
  • El Mirador Santa Lucía en Alfama. Otro de los planazos que hacer en Lisboa, concretamente en el barrio de Alfama, es subir a este mirador. Disfrutarás de una espectacular vista del barrio y del río Tajo. Te aconsejamos sentarte en sus bancos de piedra decorados con azulejos desconchados bajo la sombra de las buganvillas. ¡No puede ser más idílico!
  • El Barrio Alto. Es el barrio de ocio y ambientazo por excelencia con un toque moderno y vanguardista. Sus empinadas calles mezclan tanto tiendas de moda como restaurantes y bares de copas. Así que después de turistear todo el día, te recomendamos cenar, ¡y lo que surja!, por esta zona.
  • Los Pasteles de Belém. Una de las especialidades típicas de repostería portuguesa son estos deliciosos pastéis de Belém. Son unas tartaletas de crema elaboradas con una receta secreta que no ha sido desvelada en casi 200 años. Te recomendamos probarlos en la pastelería Casa Pastéis de Belem, una instalación anexa al monasterio de los Jerónimos. ¡Sin duda una de las cosas que hacer en Lisboa es disfrutar de su maravillosa comida!
  • Ir en tranvía. La imagen de postal de Lisboa es sin lugar a duda la de sus tranvías amarillos pasando por estrechas callejuelas. Existen tres líneas de tranvía: los amarillos (los clásicos de madera), los modernos (también amarillos) y los rojos (los turísticos). La línea más frecuentada es la número 28 que recorre los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Además, si quieres vivir la experiencia de viaje más completa te recomendamos unirte a nuestro curso online de portugués. ¡Podrás poner en práctica todo lo aprendido durante tu escapada!

Cursos de idiomas - Últimas noticias