Maragall: 93 243 15 24 / Sants: 93 322 82 76

¿Dónde empezó la tradición de las luces de Navidad?

Inicio/Noticias/¿Dónde empezó la tradición de las luces de Navidad?
  • luces-navidad

Las luces de Navidad son las protagonistas de la decoración navideña, ya que además de decorar todos los hogares, llenan calles, plazas y comercios durante estas fechas. Tanto es así que en algunas ciudades se realizan auténticos espectáculos de luces como en la Torre Eiffel o la Ópera de Sídney que no dejan a nadie indiferente.

Aunque sea una tradición mundialmente conocida… ¿sabes cuáles son sus orígenes? La teoría más extendida apunta que es una antiquísima tradición que proviene de los celtas, quienes adornaban un árbol a comienzos del solsticio de invierno a modo de ofrenda a Frey (dios del Sol y de la fertilidad).

No fue hasta siglos más tarde cuando esta tradición fue descubierta en los hogares de más alta clase en Alemania y expandida al resto de Europa. Tuvieron que pasar más de mil años para que aparecieran las luces de Navidad tal y como las conocemos hoy en día, aunque eso si, encendidas a través de velas y otros mecanismos parecidos, ya que aún no existía la electricidad.

En 1840, la Reina Victoria de Reino Unido contrajo matrimonio con el príncipe alemán Alberto de Sajonia, quien introdujo definitivamente la tradición del árbol de Navidad decorado con adornos y luces. Esta costumbre se expandió por los hogares británicos e incluso trascendió a otras casas reales que imitaron la costumbre. Marcaron tendencia, ya que en esa época, eran la pareja de moda de la monarquía.

Las primeras luces de Navidad estaban presentes en la decoración en forma de velas con cera derretida, agujas y todo tipo de sistemas que hacían que estuvieran sujetas a las ramas del árbol. Después se comenzaron a utilizar otro tipo de soportes cómo pequeños candelabros o farolillos hasta la llegada de la electricidad en la década de 1880.

Edward H Johnson, amigo de Thomas Edison, fue el creador del primer árbol de Navidad con iluminación eléctrica, que estaba formado por 80 bombillas de diferentes colores y cableadas a mano. El árbol se encendió el 22 de diciembre de 1882 en su propia casa en la Quinta Avenida de Nueva York. Años más tarde, a principios de los 1900, ya se podían ver las luces de Navidad a modo de guirnalda decorando los escaparates de algunas tiendas. Décadas más tarde, se empezaron a ver en los hogares, donde su uso ya estaba estandarizado a partir de los 60.

Si te gusta la Navidad, seguro que disfrutar de la iluminación es uno de tus pasatiempos preferidos durante estas fechas ¡Disfrutad del resto de las vacaciones! Nos vemos a la vuelta en las academias de idiomas de Merit.

Cursos de idiomas - Últimas noticias