Maragall: 93 243 15 24 / Sants: 93 322 82 76

Errores que debes evitar en una entrevista de trabajo en inglés

Inicio/Inglés de negocios | Business english/Errores que debes evitar en una entrevista de trabajo en inglés
  • entrevista-trabajo-ingles

Presentarse a una entrevista de trabajo es un hecho decisivo en la carrera profesional de todos. Por eso, cuánto más preparado estés para enfrentarte a ese momento mejor lo harás, especialmente si sueles ponerte nervioso con facilidad. Las primeras impresiones cuentan y, si no quieres dar una mala impresión, sigue leyendo estos 7 errores que pueden estropear tu entrevista en inglés:

  1. Falta de puntualidad. Llegar tarde, además de ser un gesto de mala educación, puede arruinarte la entrevista. Si no dispones de tiempo de margen suficiente, no estarás al tanto de la dinámica de la entrevista o de algún posible cambio, que al producirse en un contexto donde debes de hablar en inglés, es aún más complicado.
  2. Inseguridad. Los nervios te pueden jugar una mala pasada. Durante una entrevista o dinámica en inglés hay que ir preparado de antemano e ir preparado con posibles respuestas a preguntas que te puedan hacer. Así, ante las preguntas que seguro que te hacen en una entrevista en inglés tendrás una respuesta rápida y que ya te habrás estudiado de antemano.
  3. No estar informado sobre la compañía. Siempre se debe estar al tanto de la empresa para la que has aplicado: últimas novedades, su historia, número de empleados… y si además es en inglés, te recomendamos preparar un pequeño esquema para no dejar nada libre de interpretación.
  4. No utilizar el vocabulario apropiado. Cada sector tiene su propia jerga y si no conoces las palabras que se utilizan en tu profesión, además de demostrar que tu nivel de inglés no es tan alto como debería, también es una muestra de poco interés por el puesto de trabajo. Si, por ejemplo, trabajas en el sector de la hostelería necesitarás un vocabulario diferente del que utilizan en el sector sanitario.
  5. Ser prepotente. Los nervios te pueden hacer parecer inseguro, pero también todo lo contrario… Si por estar en tensión utilizas pocas palabras, estás más serio o te cuesta responder con una sonrisa puedes enviar señales contradictorias a tu entrevistador, que seguramente, también esté pendiente de tu lenguaje no verbal.
  6. No preparar un breve “elevator pitch”. O lo que es lo mismo, una breve introducción sobre nosotros mismos: cómo somos, a qué nos hemos dedicado, en qué estamos especializados, cuáles son nuestras aspiraciones profesionales…
  7. Moverse todo el tiempo. Otro de los fallos más recurrentes a causa de los nervios es no ser capaces de estar quietos y tener la necesidad continua de expresar lo que decimos con movimientos más exagerados de lo normal. Por eso, si eres una persona nerviosa te recomendamos concentrarte en este aspecto.

Cursos de idiomas - Últimas noticias