Maragall: 93 243 15 24 / Sants: 93 322 82 76

10 razones por las que aprender inglés (o otros idiomas) desde niños

Inicio/Aprender inglés/10 razones por las que aprender inglés (o otros idiomas) desde niños
  • razones-aprender-ingles

Saber idiomas es una herramienta imprescindible: es la clave para conseguir nuevos retos, explorar el mundo y encontrar oportunidades únicas. Por ello, aprender inglés desde pequeños es una garantía y un valor añadido de los más demandados hoy en día.

Aunque la educación bilingüe no sea siempre accesible existen otras alternativas que posibilitan el aprendizaje de idiomas como el inglés para niños: academias, campamentos, profesores particulares… A continuación te presentamos 10 razones por las que estudiar idiomas desde pequeño te parecerá imprescindible:

  1. Los niños absorben mejor los conocimientos – Los niños pequeños son como esponjas. Aprenden de su entorno y, cuanto antes empiezan a aprender inglés, más fácil es para el niño y más duraderos serán los conocimientos.
  2. Les ayuda a desarrollar sus habilidades sociales – Cuanta menos edad tiene un niño, menos prejuicios tiene. Estando en contacto con otro idioma, se libran de barreras mentales y desarrollan actitudes de aceptación social y la habilidad para comunicarse con gente de diferentes países.
  3. Mundo globalizado – Con internet se puede llegar hasta prácticamente cualquier lugar del mundo sin moverte de casa. Aprender inglés desde pequeño, te acerca al mundo actual y a valorar diferentes puntos de vista.
  4. Momento de mayor interés – Cada segundo por descubrir es fascinante en la mente de los más pequeños: todo es novedoso y les llama la atención. Por eso mismo es el momento de aprender idiomas, ya que no existen preocupaciones ni otros planes que interrumpan ese proceso de aprendizaje.
  5. Aprenden jugando – ¿Hay algo que le guste más a un niño que jugar? Aprender una nueva lengua, mientras se realizan actividades que motiven, diviertan y estimulen la mente de los más pequeños, les sirve para interpretar el aprendizaje como algo bueno y que les interesa.
  6. Refuerzan sus técnicas de aprendizaje – Un niño que aprende inglés o cualquier otro idioma desde pequeño está ejerciendo un entrenamiento mental que, además de favorecer a su memoria, mejora su creatividad.
  7. Desarrollar su capacidad comunicativa – No limitarse a saber un idioma ayuda desde pequeños a tener unas mayores habilidades a la hora de transmitir y recibir conocimientos. También desarrolla capacidades cognitivas y lingüísticas, ya que se aprenden más recursos a la hora de expresarse en su idioma o en otros.
  8. Facilita el aprendizaje de otros idiomas – Si desde edades tempranas dominamos un idioma es más fácil aprender otros en un futuro. Ya que, además de encontrar semejanzas y recursos presentes en cada idioma, las personas bilingües suelen tener una mentalidad más abierta a la hora de aprender idiomas nuevos.
  9. ¡Sin vergüenza! – En este caso es positivo. Los niños todavía no han desarrollado su sentido del ridículo o su miedo al fracaso. Equivocarse aprendiendo inglés, mezclar idiomas o decir palabras inventadas es su ensayo de prueba y error del que sacan el lado divertido y aprenden sin presión.
  10. Es una garantía de futuro – Dominar idiomas es la llave para abrir nuevas oportunidades que se les presenten en un futuro, tanto laborales como personales, conocer países o encontrar aquello que les apasione.

Cursos de idiomas - Últimas noticias